alergia-polen-ninos Se dice –y se conoce- popularmente que la primavera la sangre altera, principalmente porque durante la primavera, se producen una serie de cambios generalmente positivos en el estado de ánimo de muchas personas.

Con la llegada de la primavera, la Naturaleza comienza a ofrecernos un bello y casi mágico contraste de colores, ya que ésta empieza a florecer, germinan las semillas del interior de la tierra, y brotan árboles y plantas.

Pero la llegada de esta estación del año también es sinónimo de la aparición de las conocidas como alergias primaverales, ya que se trata de una época en la que muchos alérgicos tienden a ver cómo los síntomas de la alergia en primavera se ven agudizados.

Por ello, es útil e interesante conocer en qué consiste la alergia al polen en niños, para que tengas toda la información posible para cuidar la salud de tus pequeños, una vez ya ha llegado oficialmente la primavera.

Alergia al polen en niños

Como reza principalmente el título que da comienzo a este apartado, el principal culpable de la aparición de las alergias primaverales es el polen. Aunque también nos encontramos con el polvo como otro de los causantes secundarios, en especial aquel que sueltan determinados árboles al florecer.

Aunque se tiende a creer que la alergia en primavera es característica de los adultos, los pequeños son los más afectados.

Se sabe que la predisposición a padecer alergias primaverales puede ser genética. No en vano, se conoce que un 70% de los niños/as la heredan de sus padres.

Por este motivo principal, muchos especialistas recomiendan llevar a cabo un examen que mida la respuesta física de los niños a una serie de alérgenos comunes en el medio, lo que les ayudará a prevenir la aparición de la alergia.

Consejos y trucos para niños alérgicos al polen

En caso de que tu hijo padezca de alergia primaveral, puedes seguir los siguientes consejos básicos:

  • Es recomendable que instales en tu casa un filtro que evita que las partículas de polen entren y afecten al pequeño.
  • Mantén las ventanas cerradas durante el día.
  • Trata de ventilar la casa siempre temprano, a primera hora de la mañana, o bien al llegar la noche.

Si observas que tu pequeño tiene los síntomas propios de la alergia al polen, consulta con su pediatra. Él te podrá recetar medicamentos y jarabes que ayudarán al pequeño.

En Naturalternativa | Remedios caseros para las alergias primaverales
En Naturpsico | Depresión en primavera

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario