alimentacion-primer-ano La alimentación del bebé es algo sumamente importante, que debe preocupar a todos los padres. Especialmente por una cuestión básica: a través de la alimentación, el pequeño obtendrá la mayoría de los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse correctamente.

Pero la alimentación del bebé dependerá del mes o etapa en la que se encuentre, ya que no es lo mismo la alimentación que se le da en sus primeros meses de vida, a la que puede recibir –por ejemplo- a partir del primer año.

La alimentación del niño a partir del primer año

A partir del año de edad, nuestro hijo inicia un periodo de rápido desarrollo intelectual y crecimiento.

Por este motivo principal, es sumamente imprescindible e importante que el pequeño reciba una alimentación que se adecúe a sus necesidades nutricionales, pero adaptada siempre a su grado de maduración, edad y etapa de la vida en que se encuentre.

No es recomendable que hasta los 2 o 3 años, el pequeño disfrute de la leche de vaca. Ello se debe a que, antes de esta edad, su contenido en sales minerales y proteínas es elevado para su sistema digestivo, el cual se encuentra aún en desarrollo.

Para esta etapa lo ideal son las leches de crecimiento, ya que presentan un contenido mucho más apropiado en ácidos grasos esenciales y proteínas, y además están enriquecidas con vitaminas y minerales.

Tampoco debemos olvidarnos de los cereales, una fuente muy importante de nutrientes, ya que destacan por ser de fácil digestión y absorción.

Hacer un comentario