Los andadores para bebés se utilizan desde hace años. Han sido y son una costumbre que en la actualidad, los pediatras, no recomiendan. Es por eso que vamos a comprobar los pros y contras de este “vehículo” tan polémico.

Inconvenientes de los andadores:

  • El andador puede retrasar la función motora del bebé.
  • El bebé en lugar de caminar de frente, se va hacia los lados.
  • El andador no ayuda a que los brazos se muevan al compás de las piernas y eso es muy importante para que el bebé se coordine para poder caminar bien.
  • El andador puede provocar graves accidentes: El bebé al verse con una autonomía casi completa, puede coger objetos peligrosos como insecticidas, medicinas, vasos de cristal … E incluso puede entrar en la cocina sin que nos demos cuenta y quemarse.

Ventajas de los andadores:

  • El andador da libertad de movimiento al bebé. Este echo le pone muy alegre ya que le permite explorar por su “mundillo” que le parece de lo más sorprendente.
  • Los bebés muy activos, encuentran en el andador a su fiel amigo de aventuras porque de esta manera suelta toda su energía.

Comprobados todos los motivos, cabe resaltar, que el andador para bebés tiene más inconvenientes que ventajas. Pero esto no quiere decir que, en su justa medida, no se pueda usar. Simplemente debemos pensar que el bebé también se puede cansar o, en verano, incluso rozarse las ingles, al estar mucho tiempo en la misma posición. Sobretodo hay que saber que el andador no es una ayuda para los padres, sino una distracción para el bebé  y una preparación para que comience a andar por sí mismo.

Más información | Web del bebe

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario