Gracias a los matrimonios formados por personas con diferentes lenguas maternas, se ha comprobado que sus hijos/as aprenden dos idiomas a la vez sin confundirlos.

Mucho antes de nacer, los bebés son sensibles a las diferentes entonaciones de cada lengua, así diferencian dos idiomas por el acento de cada uno.

Desde el momento en que nacen, los bebés están preparados para aprender más de un idioma. Su cerebro y su oído están preparados para descubrir todo lo que les rodea.

Los/as niños/as de hasta tres o cuatro años tienen la capacidad de hablar varios idiomas sin problemas. A partir del cuarto año ya no pueden aprender un nuevo idioma de una forma tan rápida. Entre los ocho y diez años finalizan la etapa de aprender de forma intuitiva, y ya tienen que esforzarse de una forma parecida a los adultos.

Estudios recientes han demostrado que los bebés, que oyen discursos en diferentes idiomas, durante sus primeros meses de vida, encuentran mayor facilidad al aprender una lengua extranjera en el colegio o de adultos.

Los matrimonios entre personas de diferentes nacionalidades y por tanto de diferente idioma, son cada vez más comunes. Muchos padres hablan a sus hijos/as en su lengua materna pero otros no lo hacen por miedo a que aprendan más despacio que los demás niños/as. Pero ese miedo es infundado, ya que el cerebro humano está preparado para aprender varios idiomas.

Además, el bilingüismo tiene muchas ventajas. Los niños/as tienen una mayor capacidad de atención, se concentran mejor, es decir que favorece su desarrollo intelectual, memoria y concentración.

Lo mejor para conseguir que un niño/a sea bilingüe es que uno de sus padres le hable en otro idioma desde que nace.

Más información | Educación-pueden aprender los niños dos idiomas a la vez

Hacer un comentario