El cambio de estación (sobretodo en otoño y primavera) también puede afectar a los niños, causándoles astenia. Descubre qué es y cuáles son sus síntomas.

La astenia puede presentarse con el cambio de estaciones sobre todo en primavera y otoño. Afecta en mayor número a las mujeres que a los hombres, aunque también a los más pequeños.

Astenia en los niños

Entre los síntomas que pueden hacerte sospechar estar atravesando un episodio de astenia puede ser: la sensación de debilidad tanto a nivel físico como intelectual hasta el punto de afectarte para realizar trabajos o tareas sencillas.

Puedes sentir fatiga muscular, cansancio, trastornos del sueño, trastorno o pérdida de apetito, falta de concentración, problemas con la memoria, falta de vitalidad.

Existen dos tipos de astenia la funcional y la orgánica.

La astenia funcional se encuentra asociada a la ansiedad, depresión y por estar sometidos a situaciones de estrés.

Sin embargo la astenia orgánica puede aparecer cuando sufrimos alguna enfermedad o dolencia como pueden ser cardiacas, infecciones, anemias, problemas pulmonares, problemas digestivos, endocrinos como hipotiroidismo.

¿Cómo superar o evitar la astenia infantil?

En el caso de los más pequeños, una vez descubierto el motivo que te ha llevado a padecer de una astenia lo mejor es poner remedio cuanto antes.

No dudes en consultar con el pediatra una vez que notes en tu pequeño algunos de los síntomas más comunes de la astenia, ya que él será quien mejor te aconseje tanto si lo que está padeciendo tu hijo/a es a nivel funcional como orgánico.

Además de consultar con el médico no cabe duda que llevando una vida con hábitos saludables te ayudará a evitarla, tanto en mismo/a como en tus hijos.

Es importante hacer ejercicio físico diario de al menos una hora y moderado dependiendo del ritmo que pueda seguir cada persona. Seguir una dieta equilibrada, acuérdate de nuestra dieta mediterránea, rica en fibras en la que no falten frutas, verduras, proteínas, grasas buenas, aceite de oliva, beber al menos dos litros de agua al día.

La astenia infantil en los más pequeños

Es fundamental que el pequeño respete las horas de sueño. Las horas de sueño que dependerán de la necesidad de cada persona pero al menos siete horas. No olvides que los más pequeños también sufren de estrés; por tanto, debes evitarle situaciones que puedan causárselo.

No es recomendable que los más pequeños tomen bebidas estimulantes o excitantes por la tarde.

Eso sí, no te preocupes si los síntomas de la astenia duran algunos días o semanas. Poco a poco, según su pequeño organismo se va acostumbrando a la nueva estación, tiende a desaparecer.

Imágenes | Pink Sherbet Photography / yamuhaton

Hacer un comentario