aumentar-defensas-ninosNos encontramos ya en pleno otoño, aunque es cierto que aún no ha llegado el mal tiempo, el frío, y por tanto empecemos a sentir muchas de las consecuencias de la llegada de una estación que es el paso del calor al frío (es decir, de los meses de verano al invierno).

Es habitual que muchas personas sientan el cambio de estación, especialmente porque tienden a sentirse mucho más apáticos, sus defensas se debilitan y su estado de ánimo cambia bruscamente.

Quizás estos cambios o consecuencias suelen sentirlas de manera más acusada muchos niños, sobretodo porque su salud tiende a ser más débil.

Por este motivo, es habitual que muchas mamás y papás se empiecen a preocupar por la salud de sus hijos/as cuando las estaciones de otoño e invierno llegan. Sobretodo por la gran cantidad de resfriados o gripes que suelen contagiarse tan fácilmente en las escuelas o colegios.

Pero ¿existe realmente una forma efectiva de aumentar las defensas de nuestros hijos? ¿Cómo podemos de verdad aumentar las defensas en niños?

Cómo aumentar las defensas de nuestros hijos

Desde hace algunos años se nos viene vendiendo publicitariamente hablando que nuestros hijos/as (tengan la edad que tengan) deben tomar suplementos extra como forma de aumentar sus defensas, ante el ritmo de vida que llevan cada día: la escuela, las actividades extraescolares, el estudio y los deberes…

No obstante, lo que en realidad muy pocas madres conocen es que para que nuestro pequeño/a pueda disfrutar de un sistema inmunológico óptimo basta con que éstos sigan una alimentación equilibrada, sana y natural.

Es cierto que los más pequeños/as pueden sufrir un decrecimiento en sus defensas, debido sobretodo a que su sistema inmunitario se encuentra en constante desarrollo. De hecho, es más habitual que se enfermen con una mayor asiduidad.

Si lo que deseas es aumentar las defensas de tu hijo, una opción es seguir los siguientes consejos básicos:

  • Seguir una alimentación equilibrada, rica en alimentos naturales, sanos y saludables, que les aporte los nutrientes esenciales que tanto necesita su pequeño organismo para funcionar de forma correcta.
  • El pequeño debe consumir frutas y verduras frescas, vegetales y hortalizas naturales, así como pescados y carnes con bajo contenido graso.
  • El pequeño debe practicar ejercicio físico cada día acorde a su edad y a sus necesidades. No solo es una forma de que sus defensas aumenten debido a la mayoría de las propiedades que aporta el ejercicio, sino que ayuda a que se desfogue y se desestrese (o debemos olvidarnos de la ansiedad infantil).

En caso de que tu hijo/a se enferme muy a menudo de gripes o resfriados y se sienta cansado o con poca energía, lo más recomendable es acudir a su pediatra, quien será el único especialista cualificado para indicarnos si necesita o no el consumo temporal de suplementos nutricionales infantiles con vitaminas y minerales.

En Natursan | Aumentar las defensas

1 comentario a este artículo

Hacer un comentario