Para que el bebé tenga unos dientes fuertes después de nacer, es importante tomar flúor en la alimentación durante el embarazo, ya que ayuda a prevenir la caries en el bebé.

Prevenir la caries en el bebé

Sabemos de la importancia que tiene la propia alimentación de la madre cuando ésta se encuentra embarazada, cuestión en la que hacen hincapié muchos expertos pediatras y nutricionistas, ya que la salud del bebé dependerá en gran medida de la alimentación seguida por la madre durante el embarazo.

Sobre esta misma cuestión, parece que la prevención de la caries empieza incluso antes de nacer el bebé.

La presencia del flúor en la alimentación de la madre es, sin duda alguna, uno de los factores que en cierto sentido más determinará la buena calidad de los dientes del niño.

Esto significa que, cuanto antes actúe el flúor sobre los dientes del feto, más grueso será su esmalte y, por tanto, tendrá un mayor número de posibilidades de resistir la aparición de la caries después de nacer.

¿Cuánto flúor tomar para que el bebé tenga unos dientes fuertes?

Según indican muchos expertos, lo más recomendable es que la mujer embarazada tome alimentos ricos en flúor, concretamente de 1 a 1,5 mg. cada día.

Por ejemplo, podemos encontrar flúor en las espinacas, la leche, el bacalao o las sardinas en conserva.

Más información | Los bebés y sus primeros dientes

Hacer un comentario