sueno-ninosNada más nacer los bebés se pasan más de la mitad del día durmiendo. Hay algunos que pueden pasarse la mitad llorando y la otra mitad comiendo.

Un bebé sano duerme alrededor de 8 horas diarias los primeros meses y los siguientes menos de 4 horas. De todas maneras no todos los bebés son igual de dormilones y desde el primer día duermen menos de 6 horas al día.

Debemos saber que cada bebé es distintos y si percibimos algún problema a la hora de conciliar el sueño debemos acudir el pediatra para que pueda dar los mejores consejos y ayudar a dormir a tu hijo.

Sin embargo, nosotros te vamos a proponer una serie de recomendaciones para ayudar a tu bebé a dormir.

Consejos para ayudar a tu hijo a dormir mejor

  • Debe saber que el sueño de su hijo es completamente distinto al suyo, por lo que debe respetar sus peculiaridades.
  • El bebé comienza con una fase de sueño ligero para después pasar al sueño más profundo, por eso si se despierta en la fase más ligera no lo hará por hambre así que procure no darle de comer cada vez que se despierta para volver a dormirlo.
  • Si su bebé se despierta y usted le da el pecho lo más probable es que consiga desvelarlo y terminará siendo peor el remedio que la enfermedad. por lo que procure acunarlo para que vuelva a dormirse.
  • Si tiene a su bebé en brazos y observa que está dormido minutos después de haberlo cogido, seguramente estará en la fase de sueño ligero por lo que debería dejarlo unos minutos más antes de dejarlo en la cuna por si se despierta.
  • Lo que más alarma a las mamás es que su hijo duerma durante todo el día, si observa que su hijo duerme como un lirón, come plácidamente y está feliz no tiene por que alarmarse.
  • Permíte que tu hijo duerma durante el día con la habitación iluminada, el bebé debe acostumbrarse a la luz del Sol y a los ruidos que pueden ocurrir durante el día como puede ser el teléfono, el ruido de la cocina, la televisión, etcétera.
  • No siempre los niños quieran que los calmen cuando berrean, si ve que no se calla después de intentarlo un par de veces, lo más probable es que simplemente quiera desahogarse por lo que debería dejarlo hasta que se calme y vuelva a dormirse.
  • Procura que tu bebé duerma con un chupete en la boca, así logrará que el placer que le proporciona el chupete  le aísle de los estímulos provenientes del día a día.

Esperamos que estos consejos sean de alguna ayuda a las mamás que se les hace muy difícil ayudar a dormir a sus hijos día a día, de todas maneras siempre es aconsejable visitar al pediatra para tratar problemas del sueño mucho más complicados.

Hacer un comentario