Descubre algunos consejos útiles para ayudar a tu bebé cuando empiece a hablar, y también qué no deberías hacer porque sería sobre todo contraproducente.

En artículos anteriores de Naturpeques hemos facilitado información acerca de cómo evolucionan el lenguaje y la comunicación en los bebés. Unos niños hablan más pronto que otros o se expresan con más claridad.

Esto se debe a que cada niño tiene sus características y su propio ritmo. El bebé desde que nace y hasta los 6 años está adquiriendo y desarrollando el lenguaje.

consejos-cuando-el-bebe-habla

Este proceso de comunicación y desarrollo del lenguaje es apasionante tanto para los niños como para los adultos. Debemos tener en cuenta que el ambiente que rodea al niño deberás ser rico en estímulos ya que esto va a contribuir tanto en el aprendizaje como en el desarrollo del lenguaje.

Quizás te preguntes cómo podemos ayudarle aún más en este proceso tan apasionante. Además de procurarle el ambiente adecuado para que este proceso se lleve a cabo de forma adecuada debemos tener en cuenta una serie de factores como los que a continuación aconsejamos.

Consejos para los padres cuando el bebé comience a hablar

A la hora de hablar con el debemos hablarle sin prisas, pausadamente, vocalizando bien y cuidando la forma en la que nos dirigimos a él. Es importante utilizar un lenguaje sencillo, con frases cortas y pausadas.

consejos-cuando-el-bebe-comienza-a-hablar

Acompaña las palabras con gestos que concuerden con lo que estás diciendo, ayúdate también de los gestos. A los niños les gusta mucho la música, que les cantemos. En las canciones infantiles tenemos un buen recurso para iniciarles en el lenguaje y de una forma divertida y lúdica a la vez.

Las canciones también le ayudan a interiorizar y perfeccionar el sentido del ritmo.

Lo que no deberíamos hacer

Debemos hablar bien, recordemos que ellos nos imitarán, son como esponjas y lo captan todo. No es aconsejable dirigirnos a ellos utilizando un lenguaje infantil. No debemos abusar en el uso de diminutivos y onomatopeyas.

Debemos tener paciencia, no debemos terminar las frases por él y evitar corregirle con frecuencia. No debemos reírnos o hacer gracias con su forma de hablar mientras está aprendiendo.

Hacer un comentario