¿Sabes cuáles son los primeros purés de verduras del bebé y cómo debes comenzar a dárselos? Te desvelamos todo lo que necesitas saber en este artículo.

Los primeros purés de verduras forman parte de la nueva alimentación que el bebé necesita una vez que haya cumplido los 5 meses. Además de las tomas de leche sus nuevos alimentos serán los cereales, comenzando primero con los cereales sin gluten, comienza a probar también sus primeras frutas, y las primeras verduras.

Primero comenzará probando las frutas, una a una de forma progresiva, dejando un espacio de días entre ellas de 4 o 5 días tal y como aconseja la Asociación Española de Pediatría.

Los primeros purés de verduras para bebés

Estas frutas son: la manzana, la pera, la naranja, el plátano y la papaya.Las primeras verduras son: zanahoria, calabaza, calabacín, habichuelas, batata y papas.

Las frutas y las verduras aportarán al bebé todos los nutrientes que necesita para que su crecimiento y desarrollo sea óptimo.

La introducción de las verduras deberá hacerse de la misma forma que con las frutas y una vez que tolere bien y no presente alergia ya podemos mezclarlas.

El pediatra del bebé será sin lugar a dudas quien te indicará cuando puedes comenzar a dar a tú bebé los nuevos alimentos, dependiendo de las necesidades y características de tú bebé. Con las primeras verduras que el bebé comienza a comer elaboraremos sus primeros purés.

pures-bebe

Estas verduras son: el calabacín, la calabaza, la zanahoria, las judías verdes o habichuelas, que acompañaremos con las papas y la batata. Debemos escoger las verduras frescas, que no estén pasadas o magulladas, y lavarlas bien con abundante agua fría.

También debemos lavarnos bien las manos antes de comenzar a manipular las verduras para hacer el puré. Una vez que las tengamos listas para cocinar, procuraremos que conserven todos sus nutrientes y para eso es aconsejable cocinarlas con poca agua.

Las verduras no las pondremos a cocinar hasta que el agua esté hirviendo. Vigilaremos si acaso durante la cocción necesitamos añadir algún poco más de agua. Una vez que las verduras estén tiernas, retiramos del fuego y ponemos las verduras en el vaso de la batidora para hacerlas puré con poco caldo para comenzar a moler.

Los primeros purés de verduras deberán ser ligeros, no espesos hasta que el bebé se vaya acostumbrando al sabor y a las nuevas texturas.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Hacer un comentario