Cómo crear el hábito de la lectura en niños

Si quieres que tus hijos lean existen consejos y pautas útiles para aprender y enseñar cómo crear el habito de leer a los niños, fácilmente y de forma rápida.

Si queremos crear el buen hábito de leer en los niños, lo adecuado es como bien dice el refrán “predicar con el ejemplo”. Si los adultos que rodean al niño leen y demuestran disfrutar con esa actividad los niños tenderán a imitarnos. Es aconsejable desde pequeñitos familiarizarlos con los libros.

hábito leer niños

El libro debe ser un juguete más entre los juguetes del niño pues le ayudará a estimular sus sentidos. Hay libros diseñados expresamente para los bebes e indicados para sus primeros meses, de tela, de diferentes texturas, de plástico para la hora del baño, de colores vivos, los que emiten sonidos, con luces. con ventanitas o solapas para ir descubriendo sorpresas.

Desde que pueden sentarse les encanta pasar las hojas, observar las imágenes.

Cómo crear el hábito de leer en tus hijos

Siéntale en tus brazos, háblale sobre las imágenes, pasa las hojas con él, así se irá identificando con el momento que más adelante le dedicarás para contarle un cuento.

Comienza a leerle cuentos a la hora de irse a dormir le ayudará cuando sea más mayorcito y tenga la suficiente autonomía para hacerlo por sí mismo. Visita las “bebetecas” con el niño, son espacios habilitados para ellos disponibles en algunas bibliotecas.

Cuando sea más mayorcito, hazle un carnet de biblioteca para que se acostumbre a visitarla e ir en busca de libros. Con la llegada del verano y las vacaciones es cuando disponemos de más tiempo para leer, aprovecha ese momento para fomentar la lectura en familia.

Lleva al niño a comprar el cuento, busca el que sea adecuado a su edad, haz una selección de los disponibles y deja que el elija entre estos. Haz su equipaje con él y recuérdale que coja su cuento para que lo ponga en la maleta o mochila, enséñale que el cuento forma parte del equipaje.

Muéstrale el libro que has comprado para ti y que vas a leer durante las vacaciones, haz lo mismo para que el niño lo vea y como algo normal lo irá aceptando.

Cuando ya estéis disfrutando de las vacaciones busca un momento del día y un lugar tranquilo que destinareis para la lectura. Haz de ese momento un momento agradable para que el niño no lo vea como una obligación Poco a poco veréis como tenéis un nuevo aficionado a la lectura en casa.

Imagen | John-Morgan

1 comentario a este artículo

Hacer un comentario