Consejos y trucos para dar flúor a los niños, un compuesto natural útil para proteger la salud de sus dientes y fortalecer la calidad del esmalte dental.

dar flúor a los niñosEl flúor es un compuesto con interesantes agentes antibacterianos que ayuda de manera realmente positiva a la hora de prevenir tanto el deterioro como el desgaste de los dientes. Además, ayuda a mejorar la calidad del esmalte dental, haciéndolos más resistentes a las caries.

Tal y como indican muchos odontólogos, que el niño tenga aún los dientes de leche no significa que no pueda sufrir de caries dental; de hecho, los dientes de leche también se ven afectados por este problema.

A la hora de iniciar el cepillado de dientes en los bebés, podemos tener en cuenta que el flúor o fluoruro es un elemento natural interesante en la higiene bucal y dental de los más pequeños.

Consejos para dar flúor a los niños

El flúor puede ser ingerido a través del agua, mediante comprimidos (es habitual que los niños más pequeños que aún no mastican puedan consumirlos, al incluir –a veces- vitaminas) o en diferentes soluciones de flúor o fluoruro, y también a partir de la sal.

De hecho, algunas marcas comerciales de agua bicarbonatadas contienen una gran cantidad de flúor, mientras que en algunas ciudades de España el agua es fluorada.

No obstante, no hay duda que la forma de aportar flúor a los dientes es a través de la pasta dentífrica, además de enjuagues que contienen flúor. Eso sí, este tipo de enjuagues no son aconsejados en niños menores de 6 años de edad, por el riesgo que existe de que puedan ingerirlo.

En relación a la cantidad diaria recomendada de flúor, no debe superar los 3 mg/día.

Imagen | arecknor

Hacer un comentario