Aspectos a tener en cuenta en la elección del campamento de verano

A la hora de elegir un buen campamento de verano para tus hijos es fundamental saber cómo elegirlo, teniendo en cuenta una serie de aspectos determinados que te ayuden a seleccionarlo.

Con la ansiosa y deseada llegada de las vacaciones de verano el campamento se convierte en una buena alternativa tanto para los padres que aún no están disfrutando de sus vacaciones como para los niños.

campamento verano

Es normal que los padres se preocupen y les asalten muchas dudas sobre s será buena idea que su hijo-a vaya unos días de campamento, y si elegirán el mejor o por el contrario se equivocaran.

Todas estas dudas son totalmente normales puesto que los padres queremos lo mejor para nuestros hijos y que lo recuerden con agrado como una experiencia inolvidable hasta el punto de querer volver a repetirla el próximo verano.

Los padres deben saber que para elegir el campamento de verano tendremos que tener en cuenta la edad del niño, sus aficiones, su personalidad, sus necesidades, sus intereses.

Presentarle al niño la idea del campamento como una oportunidad para hacer amigos, para aprender, divertirse. Una buena idea sería hacer participar al niño de la elección para que se vaya familiarizando con la idea.

Cómo elegir el campamento de verano

Si es su primera vez sería adecuado que primero viviera la experiencia que le puede brindar un campamento de día. Si por el contrario deciden que duerma en el es recomendable fijarse en algunos aspectos importantes como:

  • Antes de enviar al niño al campamento es conveniente que los padres lo visiten primero, para conocer el lugar donde va a estar nuestro hijo esos días y sí está en condiciones óptimas para ello.
  • Es conveniente elegir un campamento en el que se desarrollen las actividades que al niño le gusta realizar y recibir información acerca de ellas. Buscar información para saber sí dispone de licencia para el funcionamiento, sí tienen contratado un seguro médico.
  • Otro requisito importante además de necesario es conocer a los monitores con los que va a estar el niño, si son profesionales, titulados.
  • Que sea un lugar seguro, educativo, limpio, cómodo, fiable en todos los sentidos, que pueda ser visitado por los padres, que los niños puedan mantener contacto con sus padres en caso de ser necesario.

Los padres deben facilitar información si el niño padece de alguna enfermedad, de alguna intolerancia alimentaria, alergias, si está tomando alguna medicación, etc. Una vez elegido el campamento, los padres deben mostrarse seguros para transmitir esa seguridad al niño, indispensable para que pueda afrontar esa nueva experiencia.

Imagen | Auburn Alumni Association

Hacer un comentario