Decidir la compra del cochecito no es tan sencillo como parece: tiene un costo elevado, es el artículo que el bebé usará por más tiempo, y aunque parezca mentira, con él recorrerá cientos de kilómetros. Se tienen que tener muchas cosas en cuenta para no equivocarse a la hora de elegirlo. Cuando la fecha de parto se aproxima, los futuros papas están alistando todo para que al pequeño no le falte nada. Hay que decorar el cuarto, comprar la ropita, decidir si dormirá en una cuna o en un moisés. Y también llegó la hora de elegir el cochecito. Es allí cuando nos encontramos con artículos que, pese a parecer similares, no lo son.

Antes de concretar la compra, entonces, es preciso tener en cuenta varios factores de manera de no equivocarse, y esto responde a más de una razón:

• el bebé tendrá sólo un cochecito;
• se trata de un artículo que se compra por única vez;
• tiene un costo elevado, comparado con el resto de sus accesorios;
• el pequeño lo usará todos los días, durante aproximadamente dos años y medio, siempre y cuando no se planifique destinarlo también para el próximo hermanito,
• y recorrerá muchos kilómetros con el niño arriba. Por lo tanto, es claro que debe tratarse de un producto confiable y de buena calidad.

El color y el estampado del tapizado son los detalles menos significativos. Lo más importante es que el cochecito sea seguro.

3 comentarios a este artículo

Hacer un comentario