Tanto los bebés como los niños pueden sufrir golpe de calor en verano, y en los días de mayor calor. Descubre cómo evitarlo con consejos y trucos sencillos.

golpe de calor en bebés y niñosTanto los bebes como los niños pertenecen al colectivo considerado como más vulnerable de sufrir un golpe de calor, si no tomamos con ellos una serie de precauciones y consejos para evitar en lo posible que pudieran padecerlo.

El cuerpo de los bebés y los niños no regulan la temperatura corporal igual que los adultos por lo que es conveniente que estén hidratados y que estén provistos de ropa cómoda y fresca, no abrigados para que la piel pueda refrigerarse.

Los bebés cuando aún su alimento consiste solamente en leche, están tomando los nutrientes necesarios e hidratándose a la vez, pero aún así, debemos ofrecerle un poco de agua en el biberón o zumos de frutas naturales si ya se encuentra en esa etapa.

Los bebes a veces se muestran reacios a tomar agua, debemos tener paciencia y hacer que se acostumbre a tomarla, más adelante solo con ver el biberón del agua extenderá los brazos.

Debemos evitar las horas en las que el sol está más fuerte y sí vamos a pasear con ellos no olvides la sombrilla del cochecito y en los niños mayores el gorrito que le protegerá del sol.

La mejor hora para pasear con los bebés y los niños es antes de las doce del mediodía y después de las cinco de la tarde.

Si vas con ellos a la playa o a piscinas protege además su piel con un buen protector solar. A la hora de elegir el protector solar, déjate aconsejar por tú pediatra o farmacéutico, te recomendará el mejor y el que se ajuste a las características de la piel de tú bebé.

Con frecuencia toca su piel, observa su lengua, uno de los primeros síntomas es la piel seca y la incomodidad, recuerda que el bebé sólo podrá expresarse mediante el llanto o la irritabilidad. Vigila también su temperatura corporal, ante cualquier subida, es otro síntoma de alerta.

Evita los lugares cerrados y poco ventilados.

Sí dispones de aire acondicionado en casa mantén la temperatura tanto de la casa como de la habitación del bebé a una temperatura entre 20 º y 22º.

Imagen | Images by John ‘K’

Hacer un comentario