¿Cómo poner un supositorio?

(3 votos: 0,33 sobre 2)

supositorio Seguramente te habrá ocurrido que, tras aplicar un supositorio a tu hijo, éste se salga otra vez del recto, teniendo que repetir nuevamente la maniobra. Incluso seguramente que en otras tantas ocasiones habrás tenido que tirarlo y utilizar uno nuevo.

Por lo general, esto se debe a un error en lo que se refiere a la propia técnica de aplicación; esto es, la forma como aplicamos el supositorio al niño no es del toco correcta.

En este aspecto, la pregunta es sencilla: ¿cómo poner un supositorio? A continuación te lo explicamos.

¿Cómo poner un supositorio a un niño?

Uno de los errores comunes que se cometen a la hora de aplicar el supositorio a un niño erróneamente tiene que ver con que éste se introduce en el ano por su extremo puntiagudo.

Sin embargo, tal y como recomiendan muchos pediatras, lo correcto es comenzar por el extremo plano.

Fundamentalmente, porque facilita que el supositorio quede correctamente alojado en el recto, por lo que cuando el ano se contrae lo que se consigue es impulsarlo hacia adentro.

1 comentario a este artículo
  1. Que curioso, no tenia ni idea!
    Lo cierto que nadie sabe lo dificil que es poner un supositorio a un bebé o niño hasta que lo inenta!

Hacer un comentario