Trucos para quitar el hipo de un bebé

El hipo se presenta en el bebé como un reflejo fisiológico normal. No obstante, en ocasiones es conveniente saber cómo quitar el hipo de un bebé.

Quitar el hipo del bebéEs bastante habitual que, con bastante frecuencia, los bebés tengan hipo, especialmente después de alimentarlos, tal y como te explicamos en nuestra anterior entrada el hipo en los niños.

Aunque pueda parecer lo contrario, es útil tener en cuenta que se trata de un fenómeno completamente normal, que de hecho no tiende a incomodar al pequeño y no requiere ningún tratamiento, puesto que lo habitual es que éste desaparezca pasados 3 o 4 minutos.

¿Qué es el hipo en los bebés y por qué se presenta?

El hipo se caracteriza por ser un reflejo fisiológico totalmente normal, que entre otras cuestiones, ayuda a que el bebé fortalezca su diafragma, que resulta fundamental para las funciones respiratorias y digestivas.

Además, resulta útil para que el lactante pueda liberar sus gases, los cuales tienden a ingresar en el pequeño cuerpo del bebé cuando se produce la lactancia.

¿Cómo quitar el hipo de un bebé?

Aunque el hipo tiende a desaparecer naturalmente pasados 3 a 5 minutos una vez ha aparecido, en ocasiones es posible que veas al bebé realmente molesto.

En momentos como este, existen algunos consejos o pautas sencillas que te podrían ser de gran utilidad:

  • Recuesta al bebé sobre su lado derecho. De esta forma consigues que su pequeño estómago tienda a acomodarse mejor en su cunita, y se libere así el aire que ha retenido.
  • Un pequeño sorbo de líquido. Puede ser leche o agua. Es un remedio casero muy empleado en personas adultas, pero que también funciona en los más pequeños.
  • No le des un susto. Suelen decir que el hipo se puede quitar con un buen susto. Pero además de no funcionar realmente, no es aconsejable que asustes a tu bebé.

Imagen | shingleback

Hacer un comentario