¿Cómo realizar el cuidado e higiene del cordón umbilical del bebé? Te explicamos los pasos para la higiene correcta del cordón umbilical en el pequeño.

En una nota anterior te explicábamos cómo curar el ombligo del recién nacido. Y es que la higiene de esta parte del pequeño es además de una de las necesidades básicas, un factor de salud y bienestar del bebé.

higiene cordon umbilical

El bebé ya está en casa y para sus padres esto se convierte en toda una aventura y más aún cuando se trata de padres primerizos.

La higiene del bebé es importante y fundamental para mantenerlo limpio y sano, además de ser un momento de relajación para ellos.

En este artículo informaremos acerca de cómo debe realizarse el cuidado e higiene del cordón umbilical.

El cordón umbilical del bebé está sujeto con una pinza que le han puesto a los pocos minutos de nacer, para evitar cualquier hemorragia.

Por lo general el cordón umbilical tarda unas dos o tres semanas en cicatrizar hasta desprenderse por completo.

Es importante durante el tiempo que tarda en cicatrizar realizar tanto la limpieza de la piel como el cuidado de la herida del ombligo.

Para proceder tanto a la limpieza como al proceso de cura podemos coger unos guantes o lavarnos bien con agua y jabón.

Pasos para limpiar el cordón umbilical del bebé

  • Cogeremos unas gasas que humedeceremos en desinfectante como alcohol o con agua.
  • Sujetamos la pinza con una gasa y con gasas estériles humedecidas limpiaremos la herida impregnándola.
  • Seguidamente cogeremos unos apósitos estériles para proteger la piel.

Hasta que el cordón esté cicatrizado hay que mantenerlo fuera del pañal.

Debemos también observar que el ombligo del niño está evolucionando bien.

En algunas ocasiones se produce una debilidad de los músculos del abdomen, apareciendo entonces una “hernia umbilical” que deberemos consultar con el pediatra.

Imagen | Herkie

Hacer un comentario