corte-digestionEl verano es un momento ideal para compartir con los más peques, especialmente porque es el momento (en la mayoría de las ocasiones, muy esperados por ellos), en que disfrutamos de nuestro merecido descanso.

Es habitual que, durante este tiempo, nos vayamos con nuestros hijos/as a la playa o a la piscina, y pasemos los días disfrutando un poco con ellos y alejándonos de la rutina diaria propia del trabajo.

Pero, especialmente por desconocimiento, puede ser común que se produzca el denominado como corte de digestión, un accidente cuya incidencia puede aparecer especialmente durante los meses de verano.

¿Por qué se produce el corte de digestión?

El corte de digestión principalmente se produce por un cambio de temperatura, que generalmente aparece como consecuencia de meternos en el agua mientras la digestión está en proceso.

Ello se debe a la necesidad de sangre extra que nuestro sistema digestivo requiere durante esta fase.

Y es que si durante esos momentos nuestro cuerpo entra en contacto con agua fría o realizamos un ejercicio violento, se produce una nueva necesidad de sangre, por lo que la solución pasa por sustraérsela al cerebro y al aparato digestivo, generándose una brusca interrupción de la digestión.

Si el corte de digestión se produce fuera del agua la persona no corre el riesgo de ahogarse. Pero si tienes pensado meterte en el agua o meter a tu hijo/a en el agua, recuerda esperar de hora y media a dos horas, y luego frotar los tobillos, nuca y muñeca con el agua.

En Natursan / Corte de digestión

Hacer un comentario