En anteriores artículos hemos hablado sobre la dermatitis del pañal y dermatitis por Cándida. Hoy les explicaremos en qué consiste la denominada dermatitis Atópica, llamada comunmente “eccema”.

La Dermatitis Atópica o eccema es una enfermedad de la piel que aparece en los bebés o niños de corta edad y puede durar hasta su adolescencia o edad adulta.

La Dermatitis Atópica provoca comezón,enrojecimiento de la piel y escamación. Los padres que han presentado esta enfermedad pueden tener la posibilidad de que sus hijos la presenten.

Hay diferentes factores que pueden provocar su aparición:

  • Estrés ambiental.
  • Alergias (ácaros, tejidos, animales…).
  • Sudor.

En bebés y niños pequeños la Dermatitis Atópica se suele encontar en la cara y parte externa de codos y rodillas. En niños más grandes y adultos se localiza en manos y pies,brazos y parte posterior de rodillas.

Síntomas del eccema en bebés

  • Piel reseca, con comezón.
  • Pequeños bultos que se abren y supuran al rascarse.
  • Enrojecimiento e inflamación de la piel.
  • Engrosamiento de la piel.

Si el niño se rasca o frota mucho puede provocarse una infección.

Diagnóstico de la dermatitis atópica en bebés

La dermatitis atópica o eccema es muy común. El diagnóstico suele determinarse con un examen físico y la historia médica del paciente. También puede incluir:

  • Antecedentes familiares ( los hijos de mujeres que padecen algún tipo de alergia son más propensos a sufrir Dermatitis Atópica).
  • Antecedentes personales de alergias o asma.
  • Análisis de sangre.

Tratamiento:

No existe cura para la dermatitis atópica. Los objetivos del tratamiento consisten en paliar el picor y la inflamación de la piel, humectar la piel y prevenir posibles infecciones.

Información adicional | Bebés y mamás

3 comentarios a este artículo

Hacer un comentario