Anteriormente hablamos de la dermatitis del pañal. Hoy explicaremos una dermatitis producida por un hongo llamado Cándida.

El hongo Cándida que es una de las bacterias más comunes, se encuentra en el ambiente y aprovecha el área caliente y húmeda de la piel que se encuentra bajo el pañal para producir una infección.

Síntomas de la dermatitis por Cándida

 

  • Parche rojo brillante con una erupción que se va haciendo cada vez más grande, y se compone de pequeñas pústulas y ampollitas con pus.
  • Parches rojos más pequeños que van creciendo y se entremezclan con otros.
  • El bebé se rasca  al liberarse del pañal.
  • En los niños, en el escroto se puede volver de color rojo vivo y se escama.
  • El bebé puede presentar infección por Cándida en la boca.

El diagnóstico de la dermatitis por Cándida se trata de realizar un exámen denominado KOH, en el que se raspa la lesión y se coloca en un portaobjetos. Se coloca el raspado de la dermatitis en una solución de Hidróxido de Potasio (KOH) y se examina bajo el microscopio.

Para el tratamiento de la dermatitis por Cándida, se deben usar ungüentos y cremas antimicóticas (sin receta: Dotrimazol o Miconazol; con receta: Ketoconazol o Nistatina ) de uso tópico que mandará el pediatra.

Se debe de cambiar el pañal en cuanto el bebé haya hecho sus necesidades fisiológicas. Si mantenemos el culito seco y libre de humedad, favoreceremos la eliminación de la dermatitis por Cándida.

1 comentario a este artículo

Hacer un comentario