De acuerdo con un papiro encontrado en la ciudad de Tebas, hay indicios de que la diabetes es conocida desde hace tres mil quinientos años, sin embargo aún en nuestros días sigue siendo una enfermedad para la cual no existe cura, pero además registra un importante aumento de su incidencia en la población en general, y en particular entre niños y adolescentes.

 

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es la que se diagnostica durante el embarazo, independientemente de si se requiere insulina o si la alteración se mantiene después de este período.

Es muy importante que el médico obstetra la detecte a tiempo, ya que no presenta los clásicos síntomas de esta enfermedad, sino que se manifiesta por sus complicaciones, incidiendo en la salud futura de la madre.

Por eso es fundamental que entre los controles de rutina se realice lo antes posible una glicemia en ayunas. Si existen factores de riesgo, también sería importante realizar una prueba de tolerancia oral a la glucosa (ptoc). En el noventa por ciento de los casos de pacientes embarazadas que presentan diabetes, se trata de diabetes gestacional.

Desde el uso de la insulina (1921), la mortalidad perinatal de la madre diabética ha descendido treinta veces con relación a la era preinsulínica; también descendió la mortalidad del hijo de madre diabética, actualmente los índices son iguales a los de madres no diabéticas (excepcionalmente en las malformaciones congénitas).

Esto también es gracias a la mejora en la calidad de los sistemas de salud respecto a la asistencia de la madre y el recién nacido. No debemos perder de vista que una diabética con un buen control metabólico es tan fértil como una mujer no diabética.

Más información | Diabetes en el embarazoAlimentos que ayudan a combatir la diabetes

8 comentarios a este artículo

Hacer un comentario