La dieta sin gluten debe ser muy tenida en cuenta por las madres con niños y bebés celíacos. ninos-celiacos-dietaComo ya pudimos ver en días anteriores, cuando nuestro hijo sufre un tipo de intolerancia permanente al gluten esta afección recibe el nombre de celiaquía, y se deben adoptar una serie de consejos fundamentales y saber qué alimentos no puede ni debería tomar un niño celíaco.

Esta última cuestión la pudimos conocer en el artículo Alimentos prohibidos en niños celiacos, y hoy continuamos nuevamente con un tema sumamente relacionado, puesto que te vamos a recoger a continuación algunas pautas básicas sobre cómo debe ser la dieta y la alimentación de un niño con intolerancia al gluten.

Dieta sin gluten para bebés y niños celíacos

Es preferible tener en consideración que esta dieta debe principalmente comenzar cuando ya se haya diagnosticado a nuestro hijo con celiaquía después de de haber realizado una biopsia intestinal.

A partir de este momento, la dieta deberá ser seguida –y mantenida- durante toda la vida, teniendose que eliminar cualquier alimento que contenga gluten.

Esta es, principalmente, una de las prohibiciones que deberán ser tenidas en cuenta, para evitar que nuestro hijo sufra molestias y problemas digestivos cada vez que come.

Si bien es cierto que adaptarse a una dieta sin gluten requiere algo de tiempo, paciencia, y sobretodo compromiso de por vida, poco a poco tanto nosotros como nuestro hijo se irá acostumbrando a la nueva situación dietética.

Eso sí, requiere un cuidado aún mucho más especial, puesto que, cada vez que se compren productos elaborados, se debe estudiar detenidamente la etiqueta de ingredientes para tratar de comprobar si han sido elaborados o no con gluten.

Cuando la alimentación se lleva a cabo en el hogar, lo mejor es optar siempre por ingredientes sin gluten y eliminar tanto la harina de trigo en sí como el pan rallado.

Además, se requiere a su vez una atención especial cuando comemos con nuestro hijo en restaurantes, o incluso cuando come en el comedor escolar (si se me permite la redundancia), puesto que las patatas fritas pueden haber sido preparadas con el mismo aceite con el que se prepararon croquetas o pescado empanado, y la tortilla de papas puede contener levadura.

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario