La alimentación vegetariana en el embarazo

¿La dieta vegetariana es peligrosa en el embarazo? Descubre si la dieta vegetariana durante el embarazo puede ser perjudicial para la futura mamá y el futuro bebé en la gestación.

Es cierto que la dieta vegetariana es una opción dietética basada exclusivamente en el consumo de alimentos tales como verduras, hortalizas, legumbres, frutas y semillas. Esto significa que es un tipo de alimentación muy estricta, que elimina prácticamente por completo cualquier alimento o subproducto elaborado con animales.

dieta vegetariana embarazo

Esto supone que la alimentación vegetariana debería siempre ser vigilada por un nutricionista, dado que aquellos nutrientes que nos aportan por ejemplo alimentos tales como la carne deben ser aportados por otras opciones o alternativas.

Un nutriente esencial que suele no aportarse en la cantidad suficiente con este tipo de dietas son las proteínas, dado que no debemos olvidarnos que sin tener en cuenta a la soja, ningún vegetal aporta por sí solo proteínas.

Si eres vegetariana y te has quedado embarazada debes saber que en una etapa tan importante es fundamental satisfacer todas las necesidades nutricionales, puesto que debes aportar a tu futuro bebé los alimentos saludables que necesita para su crecimiento.

Por ello, analizamos en esta ocasión la dieta vegetariana durante el embarazo, y qué nutrientes esenciales podrían faltar.

¿La dieta vegetariana está aconsejada en el embarazo?

Muchos nutricionistas no recomiendan el mantenimiento de la dieta vegetariana durante el embarazo, al igual que tampoco es aconsejable durante la lactancia.

Esto es debido a que durante estas dos importantes etapas tanto la futura mamá como el futuro bebé necesitan un aporte nutricional extra debido a las diferentes necesidades nutricionales que ambos tienen durante la gestación.

Solo es necesario prestar una atención especial de las necesidades nutricionales durante el embarazo para darnos cuenta que la alimentación durante esta etapa debe ser muy cuidada, no faltando nutrientes tan esenciales como son el ácido fólico, la vitamina D, el calcio, el hierro o las proteínas, entre otros.

Teniendo todo ello en cuenta, es fundamental analizar cada nutriente esencial para descubrir si la dieta vegetariana los aportará o no durante el embarazo:

  • Ácido fólico: su déficit es frecuente en embarazadas, de ahí que sea aconsejable el consumo de suplementos con ácido fólico. En la alimentación lo encontramos en frutas, vegetales de hojas verdes, legumbres, cereales y semillas.
  • Vitamina D: sin ella no es posible la fijación del calcio en huesos y dientes. Aunque se encuentra en los lácteos, también es aconsejable exponer cara y manos al sol con frecuencia sin olvidar la protección solar.
  • Vitamina B12: la encontramos sobretodo en huevos y lácteos, algas o fermentados de la soja.
  • Calcio: las mujeres embarazadas necesitan 1.200 gr. diarios de calcio, pero en una dieta vegetariana estricta lo habitual es que su aporte sea bajo. Existen alimentos ricos en calcio como los puerros, brécol, sésamo o espinacas. También destacan algas como el wajame o arame.
  • Hierro: bajas reservas de hierro pueden causar partos prematuros, por lo que aunque durante el embarazo es normal que pueda aparecer anemia, ésta debe controlarse. Por un lado, para mejorar su absorción es aconsejable tomar alimentos ricos en hierro (como lentejas, pastas o cereales), y alimentos ricos en vitamina C.

Imagen | little blue hen

Hacer un comentario