El compromiso de Frigo con los helados para los más peques de la casa

No hay duda que la obesidad infantil es uno de los principales problemas de nuestro país, y una de las principales preocupaciones de no solo muchos médicos, pediatras y nutricionistas, sino también de muchos padres. De hecho, estudios recientes ya alertaban sobre el aumento de las tasas tanto de sobrepeso como de obesidad infantil en España, constatando que la tasa de obesidad infantil en nuestro país y en España en los últimos veinte años había pasado del 30% al 65%.

Precisamente por ello, desde la compañía Frigo desean fomentar la importancia de una dieta variada y equilibrada y el seguimiento de un estilo de vida saludables. Y es que creen firmemente que los helados pueden tener cabida en una alimentación variada, siempre y cuando no desplacen nunca a alimentos esenciales en la alimentación de los más peques de la casa, como por ejemplo es el caso de la fruta.

helados-frigo

Sus divertidos sabores, texturas, formas y colores hacen que los helados sean muy atractivos para los más pequeños. Y por estos motivos, Frigo ha formulado todos sus helados para niños para que puedan tener cabida dentro de una alimentación equilibrada y variada y un estilo de vida saludable.

Así, desde el año 2014 los helados de Frigo contienen máximo 110kcal por ración, solo 3 gramos de grasas saturadas por ración y 20 gramos de azúcares añadidos por 100 gramos. Además, están elaborados con sabores 100% naturales provenientes de zumos, frutas o aromas de origen natural.

Por ejemplo, es el caso del popular Calippo de fresa, que contiene un 15% de zumo de fresa, o el Calippo de lima-limón, que contiene un 10% de zumo de limón.