Como hemos nombrado en el post anterior las lombrices son parásitos que habitan en el intestino provocando molestias y picores en la zona del año del niño.

200353913-001

El contagio se produce por malos hábitos del niño, como chuparse los dedos, no lavarse las manos al comer o después de ir al baño.

En este post queremos tratar los cuidados que son necesarios cuando el niño tiene lombrices y así evitar que se contagien a otros miembros de la familia o incluso a los amigos de la guarderia o el colegio.

¿Se debe lavar la ropa del niño aparte?

Después del tratamiento administrado por el pediatra, es recomendable lavar su ropa interior, sábanas, mantas y toallas con agua caliente.

Hay que tener mucho cuidado de no sacudirlas para no esparcir los huevos si existieran de las lombrices en el aire, ya que son fácilmente inhalados.

También se puede coger la ropa de los demás miembros de la casa y lavarla con agua caliente, cada uno por separado para evitar con mayor frecuencia el posible contagio.

Se debe tener una adecuada atención a la limpieza del baño, por lo que dedicarle más tiempo y limpieza frecuente es más probable que se eviten los contagios.

¿Debe la familia tratarse de lombrices?

Es aconsejable que los demás miembros de la familia se traten, pues alguno de ellos pueden estar infectados aunque no manifieste los síntomas, pero es mejor que se prevee más infecciones y se traten con cuidado.

¿A quién afectan más, a los niños o las niñas?

La infección por lombrices afecta igualmente a niños y niñas, pero en las niñas las lombrices puede migrar hasta la zona genital y la uretra provocando picores, enrojecimiento de la zona, flujo vaginal, pérdidas de orina por las noches y molestias al orinar.

¿Puede llevar el niño al colegio o guardería?

En un principio no es problema que el niño acuda con normalidad a la escuela y que siga interactuando con sus amigos y participe con los niños en los juegos, lo que si es aconsejable, es informar a los profesores de lo que está pasando para que ellos tengan en cuenta cualquier problema que se le pueda presentar al niño mientras está dentro de las horas de la escuela.

Que ellos extremen las medidas higienicas oportunas y tengan especial atención al niño infectado será suficiente para evitar que los demás niños de la escuela se contagien.

¿Cómo podemos prevenir las lombrices?

Para prevenir las lombrices, los niños deben ser instruidos por los padres para que lleven unos cuidados higiénicos adecuados y correctos.

Los padres son los maestros de los niños y deben manifestarle una educación adecuada, ayudarle a lavarse las manos, evitar que se chupen los dedos y utilizar toallitas diferentes para el aseo de cada persona será suficiente para prevenirlas al 100%.

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario