Si tuviéramos que elegir una casa que sirva de hogar a los niños debe ser escogida de manera que tenga algunos de los aposentos bien asoleados.

Si es posible, debe contar con un patio o galería en donde puedan jugar los niños, y recibir baños de sol las criaturas. Todos los dispositivos de plomería y de calefacción, el desagüe y otras conveniencia semejantes, deben estar en buen estado, y el sótano debe ser seco; no debe haber criaderos para moscas y mosquitos cerca de la casa, tales como estercoleros, letrinas abiertas o barriles de agua destapados. Todas las puertas y ventanas deben estar provistas de tela metálica.

El abasto de agua, si procede de un pozo o manantial, debe estar situado de manera que no haya lugar a polución por bacterias o desagües procedentes de pajares, establos, sumideros o letrinas, lo que hay que tener en cuenta sobre todo cuando se sale de vacaciones y se alquilan lugares que pueden llegar a ser demasiado rústicos.

Lo que muchas veces se busca en períodos de licencia es alejarse de toda la tecnología pero hay que prever ciertos cuidados con la higiene, sobre todo con el agua que se consumirá.

La manera más satisfactoria de evitar la posible contaminación del agua es cerciorarse de que el sumidero o letrina se encuentra más abajo que el pozo u otro abasto de agua.

En ningún caso debe contruirse un sumidero o letrina a una distancia menor de 15 metros, sabiendo esto hay que aplicarlo al momento de elegir el lugar para vacacionar, más aún si se viaja con niños pequeños.

Hacer un comentario