El momento del baño es uno de esos momentos más especiales para el bebé, pudiendo ser una oportunidad para que éste juegue mientras los padres lo bañan.

El baño del bebé debe realizarse diariamente para protegerle de infecciones o irritaciones en la piel.

baño del bebé

Muchos padres se preguntarán cual será la hora ideal, pero esto lo marcará las características del bebé, ya que mientras unos bebés son más tranquilos otros resultan ser más nerviosos.

Cuando el bebé se muestra intranquilo o tiene dificultades para conciliar el sueño, bañarle por la noche le puede ayudar a relajarse.

En el caso de bebés tranquilos podemos optar por el baño de la mañana. Lo que sí es importante es mantener una regularidad para crear un hábito o rutina que transmitirá seguridad al niño-a.

Antes de bañar al bebé debes tener todo lo que vayas a necesitar a tú alcance para que no tengas que dejar al bebé sólo: la bañera, termómetro de agua, esponja natural, el jabón, toalla de algodón, la crema hidratante, bastoncillos, crema para prevenir irritaciones, colonia sin alcohol, juguetes de goma)

También deberás ambientar la habitación donde vas a bañar al bebé para que esté cálida a temperatura ambiente entre 21 º y 24º C, evitando las corrientes de aire.

La temperatura ideal del agua para el baño no debe ser superior a la corporal, deberá estar entre 32º y 35º C.

Si quieres saber más te recomendamos leer nuestra nota dedicada a los pasos para bañar al bebé.

Imagen | Matt Cunningham Photography

Hacer un comentario