fumar-embarazo En muchas ocasiones te hemos comentado de los riesgos que, para el correcto desarrollo del feto durante el embarazo, debe evitar la madre en las diferentes etapas del mismo.

En varios momentos, por ejemplo, te hemos hablado de los riesgos de tomar medicamentos en el embarazo, especialmente aquellos que pueden poner en riesgo la salud del pequeño.

Fumar durante el embarazo es uno de esos hábitos que deben ser evitados siempre. Si ya de por sí el humo del tabaco resulta perjudicial para todas las personas (tanto fumadoras como no fumadoras), éste puede producir un daño mayor al feto si la madre fuma.

Fumar durante el embarazo es peligroso

Fumar en el embarazo puede provocar varios trastornos y problemas, motivo por el cual debe ser evitado siempre.

Por ejemplo, al tabaco se ha asociado siempre la aparición de abortos espontáneos, embarazos ectópicos, y una mortalidad y morbilidad infantil más o menos elevada.

De hecho, se sabe que fumar puede producir bajo peso en el bebé, algo que luego se puede convertir en un serio problema para que éste no sufra riesgos de muerte durante el parto.

Diversas investigaciones han demostrado que fumar puede causar, a largo plazo, incapacidades de aprendizaje en el pequeño, mientras que el humo puede resultar igualmente nocivo no sólo para la madre, sino también para el niño en crecimiento.

Recuerda que no sólo debes tener en cuenta no fumar durante el embarazo, sino que también tu pareja y las personas que te rodeen no fumen durante esta bella e importante etapa de la vida.

No sólo por tu salud, sino por la propia salud en sí de una nueva vida que está en desarrollo y que debemos proteger y cuidar siempre.

Hacer un comentario