Cómo iniciar en los más peques hábitos de sueño adecuados

Cuando el bebé va creciendo llega un momento en el que es conveniente iniciar en los más peques hábitos de sueño adecuados, que deberán aprender poco a poco. Descubre tips y trucos que te ayudarán.

habito-suenoEl bebé va creciendo y llega la hora de abandonar la cuna para dormir el solo en su habitación. Cuando esto ocurre es normal que el bebé llore y extrañe que su mamá o papá no esté a su lado más aún si lleva todo este tiempo durmiendo en su cuna y en la habitación de sus padres.

Por eso es aconsejable que desde que tenga unos tres meses comience a dormir en su habitación para que se acostumbre a ella y no extrañe el que sus padres no estén durmiendo en la misma habitación.

Llegado el momento de cambiar al bebé a su nueva habitación los padres deben llenare de paciencia puesto que al principio llorará las primeras semanas hasta que vaya acostumbrándose.

Es bueno animarle para que duerma con su peluche o muñeco favorito, mantita o sabanita para que no se sienta tan solo y le aporte seguridad, además debemos ayudarle a vencer el miedo a la oscuridad para esto podemos ayudarle con unas lamparitas que se llaman “luces quitamiedos” que mantienen la habitación con una iluminación muy baja para que el niño no se asuste con la oscuridad sí despierta durante la noche.

Desde mi experiencia puedo afirmar que esta estrategia funciona y que le ayuda.

La importancia de crear hábitos antes de dormir

Es importante crear unos hábitos antes de ir a dormir para que el niño vaya familiarizándose con ese momento y reconozca poco a poco que llega la hora de irse a dormir, también hay que tener unos horarios fijos.

Debemos animarle a participar en ese momento ayudándonos a preparar el espacio del sueño, que nos ayude a bajar las persianas, preparar la cama, coger el pijama y las zapatillas, preparar su peluche.

Llevar a cabo las rutinas relacionadas con el aseo personal como ducharse, lavado de dientes, hacer pis antes de acostarse. Las actividades que el niño realice antes de acostarse deben ser relajadas que le induzca al sueño como escuchar algún cuento, mirar algún libro.

Cuando llega la hora de dormir

Una vez llegado el momento de dormir hay que procurar que duerma sin compañía, no debemos quedarnos con el hasta que se duerma, crearemos un ambiente de tranquilidad y relajación, hablando bajito sí le estamos contando un cuento daremos un tono dulce a la voz, le haremos gestos cariñosos, le tapamos y luego dejamos que se duerma solo.

En ese momento se deben evitar los ruidos excesivos para que logre conciliar el sueño. Es importante que el niño aprenda que no todos van a ir a dormir a la misma hora.

Una vez conseguido que acepte que es mayorcito y tiene que dormir solo y se haya consolidado el hábito debemos enseñarle a que se acostumbre a no llorar cuando se despierte, que comprenda que los demás están durmiendo y se acostumbre a irse quedando en la cama y a respetar el sueño de los demás permaneciendo despierto y más adelante se levantará sin molestar.

Imagen | goody2230

Hacer un comentario