A veces, cuando se fuerza demasiado la voz, o nos ponemos malos de gripe o por los resfriados, nuestra garganta puede verse resentida y, a partir de ella, también nuestras cuerdas vocales.

afonia-ninos

No en vano, existen algunos grupos poblacionales más predispuestos a padecer afonías o disfonías. Entre ellos encontramos especialmente a los niños y a los profesores.

Esto es debido a que los niños tienden a gritar mucho ya que no saben emitir bien la voz, y los docentes no suelen recibir una adecuada educación foniátrica antes de empezar a ejercer la profesión educativa, por lo que no saben cómo usar bien la voz.

Cuando gritamos las cuerdas vocales se lesionan, y de hecho cuando hacemos un esfuerzo muy grande con la voz, pueden llegar a fracturarse los pequeños vasos sanguíneos que irrigan las cuerdas.

Como evitar la afonía en los niños

Para poder cuidar la voz de nuestros hijos, podemos ayudarle o aconsejarle a que no grite ni fuerce la voz, evitarle los cambios bruscos de temperatura, o incluso el aire acondicionado muy fuerte.

Tanto en épocas frías como en temporadas calurosas, debemos evitar darle al niño/a bebidas demasiado frías o muchos helados, ya que en estos casos –y cuando existe ya algo de afonía- puede agravarse.

En Naturalternativa | Remedios caseros para la afonía
Más información | Disfonía
Imagen | Mie Place

Hacer un comentario