Qué meter en la bolsa de la merienda de los niños

La bolsa de merienda (o talega) es fundamental en los niños, los cuales meriendan a media mañana. Conoce qué alimentos meter en la bolsa de la merienda y cómo es la talega ideal.

bolsa-meriendaAhora que ya ha empezado el colegio luego de las esperadísimas vacaciones navideñas, es probable que Melchor, Gaspar o Baltasar hayan regalado al pequeño una taleguita o bolsa para la merienda.

Lo cierto es que cuando los niños son pequeños y están en la guardería, es bastante habitual que no tiendan a tomar la merienda a media mañana. Pero según van creciendo, muchos profesores recomiendan que los padres preparen una pequeña maletita con comida para la hora del recreo.

Aunque muchos padres saben que cuidar la alimentación de sus hijos/as es fundamental, la realidad es que cuando los niños abren su bolsa de la merienda es más que común que se encuentren en ellas productos de bollería industrial tipo donuts o bollycaos, algunos snacks salados y nada de fruta.

Por este motivo, conocer qué meter en la bolsa de la merienda puede ser ideal para que muchas mamás no cometan fallos a la hora de introducir alimentos poco o nada saludables para los pequeños, por el mero hecho de tener desconocimiento o de no tener tiempo para preparar una nutritiva merienda.

Cómo es la bolsa de la merienda ideal

Cuando los niños van creciendo es sumamente positivo que tomen un tentempié o una pequeña merienda a media mañana, dado que les aporta los nutrientes necesarios para el resto de la mañana, no sienten fatiga, y además se consigue que mantengan constantes sus reservas de energía.

Es cierto que su contenido dependerá de varios factores. Entre los más importantes: si al pequeño le cuesta o no desayunar, si toma un desayuno o no nutritivo, si se queda con hambre después del desayuno o qué es lo que desayuna.

¿Cuándo es el momento ideal para la merienda?

Muchos nutricionistas recomiendan que la merienda a media mañana se tome más cerca de la hora del desayuno que de la comida, dado que si ocurre al revés, es normal que el pequeño llegue a casa sin tener hambre.

En caso de que el colegio tenga la hora de la merienda más cerca de la hora de comer, lo recomendable en estos casos es que la merienda sea lo más ligera posible.

¿Qué meter en la bolsa de la merienda?

Lo ideal es que la bolsa de la merienda contenga alimentos saludables y ligeros. No debemos olvidarnos que se trata de una comida a media mañana, que debe aportar al pequeño nutrientes para que mantenga su hambre hasta la hora del almuerzo.

Los bocatas pueden ser adecuados, aunque dependiendo de su contenido. Siempre es mejor incluir un pequeño bocata con pavo o jamón, que con una loncha de chorizo o salami.

Tampoco debe faltar una pieza de fruta y un lácteo, por ejemplo un yogurt bebible o que se coma con una cuchara.

También puedes cambiar un día el contenido del bocata y alternarlo. Por ejemplo, si un día incluyes embutido, otro día puedes incluir tomate natural o algún que otro elemento vegetal.

Lo fundamental es que nunca incluyas bollería industrial, alguna chocolatina o snacks salados. No son en absoluto saludables para el pequeño, y no olvides que lo que aprenda hoy hará mañana.

Hacer un comentario