La importancia del sueño

Valora el artículo:

Psicólogos, pediatras y especialistas están de acuerdo en que la salud y el crecimiento de los niños se hallan estrechamente ligados a sus ritmos biológicos.

2087556428_505b9042db_m1

Muchos problemas de cansancio, falta de rendimiento intelectual e incluso restraso de crecimiento se explican por una desincronización con el denominado reloj biológico que gobierna nuestro sistema nervioso.

La salud y el crecimiento de los niños se encuentran ligados a sus ritmos de sueño. Se considera que el sueño presenta dos formas:

1. El sueño lento (no REM).

2. El sueño con movimientos oculares rápidos (REM).

La falta de sueño, puede provocar en el niño comportamientos de aislamiento, angustia y actitudes agresivas. Al dormir, el organismo también incrementa la producción de sustancias que regulan y aumentan la respuesta inmunitaria.

Los pediatras han observado que los niños con ritmos perturbados presentaban entre los dos y los cuatro años más casos de otitis y de rinofaringitis de repetición que la media.

Por todas estas razones se hace necesario preservar el sueño y el ritmo de cada niño. hay niños muy dormilones y otros que necesitan menos horas. Para averiguar sus necesidades reales basta con observarlos y apuntar la hora en que comienzan a adormilarse y en la que se levantan por su propia iniciativa.

Existen algunas medidas naturales que pueden facilitar el sueño reparador en los niños,como por ejemplo:

  • El ejercicio físico moderado.
  • Los ejercicios de relajación y respiración. Por ejemplo, existen manuales de yoga especificamente adaptados para niños que pueden ser de gran ayuda si éstos manifiestan un cierto estrés.
  • Cenar de  forma moderada posee igual eficacia que para los adultos.

Más información | El sueño en los bebes: canción de cuna

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario