En estaciones como primavera y verano cuando el calor comienza a apretar cada vez un poco más, las fresas se convierten en una de las frutas ideales para los más pequeños.

fresas-ninos

Esto es posible gracias a que poseen un efecto refrescante que ayudarán a que nuestros hijos se sientan a gusto en primavera y verano mitigando el calor, y además conseguimos que coman una fruta rica en beneficios y propiedades importantes para su salud.

No en vano, entre los beneficios y propiedades de las fresas, destaca su riqueza en vitaminas (vitamina C, ácido fólico y vitamina B6, entre otros) y minerales.

Es capaz de prevenir infecciones en el organismo, y ayuda a expulsar el exceso del ácido úrico, mejorando a su vez las diferentes funciones hepáticas y renales.

Puede ser tomada sin necesidad de que sea pelada, y en casos de que nuestros hijos sufran alguna deficiencia nutricional, ayudará a combatir la anemia.

Además, aporta gran cantidad de líquido, puesto que unos 100 gramos de fresas aportan un total de 89,9 gramos de agua.

Ideas para que los niños coman fresas

Si nuestros hijos se resisten a comer frutas, y entre ellas a comer fresas, podemos optar por un sencillo truco que nos ayudará a que éstos disfruten tanto preparando el plato en sí como a comerlas en definitiva.

Aunque no es recomendable que nuestros hijos consuman mucha azúcar, podemos optar de vez en cuando porque pongan algunos granos de azúcar encima de las fresas.

O, incluso, que puedan ellos mismos prepararse un delicioso plato de fresas con nata montada por encima.

Más información | Recetas con fresas

Hacer un comentario