Alrededor del 85% de las mujeres embarazadas, durante el primer trimestre, tienen antojos, que son unas ganas irresistibles de comer un alimento en especial.

Hay mujeres embarazadas a las que nunca les ha gustado un alimento en concreto y, durante el primer trimestre, sienten un deseo irrefrenable de comerlo, y viceversa, mujeres a las que les encantaba cierto alimento o producto y en el embarazo les provoca una repulsión tremenda.

Algunos expertos atribuyen los antojos a las hormonas, pero algunos otros dicen que se debe a un déficit nutricional.

Aunque las mujeres en estado deben de llevar una dieta equilibrada, se aconseja que no hagan caso omiso de los antojos, a no ser que tengan un alto contenido calórico o sea desaconsejable su consumo durante el embarazo.

Normalmente, se piensa que cuando una embarazada tiene un antojo, lo que le sucede es que tiene una necesidad de comer y a veces no es así.

Cuando una mujer en estado llama a su madre a las ocho de la noche para que le prepare un plato en especial, no sólo le está pidiendo la cena, sino cariño y compañía.

Cunado el marido la llama para decirle que se va a retrasar y ella le pide que cuando regrese le traiga un alimento de una tienda en especial, lo que pretende es llamar su atención, le está diciendo “oye, que tu hijo y yo estamos aquí y te necesitamos…”.

También hay mujeres embarazadas con un deseo irrefrenable de comer cosas dulces, dicen los expertos, que eso se debe a la insulina, la hormona mayormente responsable del crecimiento del feto.

Los antojos suelen desaparecer entre el cuarto y el quinto mes de embarazo.

Más información | tengo un antojo

2 comentarios a este artículo
  1. Porque cuando una mujer da de mamar no le biene la regla y porque si cualquier mujer va a la playa y anda con la regla se le quita

Hacer un comentario