Nutrición infantil: los mejores alimentos para niños

Valora el artículo:

Alimentos beneficiosos para niños

Cuáles son los mejores alimentos para niños: descubre los alimentos más beneficiosos y adecuados para la dieta infantil de tus pequeños, los cuales deben ser nutritivos y saludables.

Dentro de la alimentación infantil, o incluso la propia nutrición infantil, es conveniente que los padres descubran cuáles serían los mejores alimentos para niños, y qué otros alimentos –o grupos de alimentos- deberían ser evitados o eliminados por completo de la dieta infantil.

alimentos-ninos

Es conocido que en las últimas décadas, sobretodo en los últimos años, la obesidad infantil y el sobrepeso han aumentado de forma peligrosa, debido especialmente a la dieta que siguen los más pequeños y a la falta de actividad física (es más habitual ver a los pequeños pasar grandes ratos del día delante de la televisión o el ordenador en lugar de hacer deporte o disfrutar de las actividades extraescolares).

Por ello es conveniente que los padres conozcan no solo cuál sería la mejor dieta diaria para los más pequeños, también cuáles son los alimentos mejores y más adecuados en este sentido.

Frutas y verduras

Se convierten en alimentos fundamentales no solo en la alimentación y dieta infantil, también en absolutamente todas las etapas de la vida, formando parte esencial de la dieta equilibrada.

¿Por qué? Porte tanto las frutas como las verduras y hortalizas aportan vitaminas y minerales, y además son sumamente ricas en fibra, antioxidantes y agua.

Lo más recomendable es que los pequeños coman cada día tres piezas de fruta y dos raciones de verduras diarias (una de estas raciones cruda y la otra cocinada).

Cereales y harinas

Destacan especialmente los cereales integrales, así como el pan, especialmente en el desayuno o la merienda.

Estos grupos de alimentos son ricos en hidratos de carbono, además de aportar una gran cantidad de vitaminas del grupo B y fibra. Son indispensables porque aportan energía al organismo del pequeño.

Grasas

Lo mejor es que sean grasas saludables, como es el caso de grasas de origen vegetal como el aceite de oliva o el aceite de girasol.

También las grasas de origen animal son recomendadas pero de forma moderada: como el pescado azul o las carnes magras (blancas).

Azúcares

Es recomendable moderar el consumo de azúcar, dado que favorecen la aparición de obesidad y caries.

Es fundamental reducir lo máximo posible las chucherías, golosinas, dulces y bollería, o incluso eliminarlo de la dieta del pequeño. Lo mismo ocurre con añadir azúcar a la leche de los niños.

Imagen | lucianvenutian

Hacer un comentario