¿Son aconsejables los complejos multivitamínicos para niños?

¿Son realmente necesarios los multivitamínicos infantiles? Son muchos los expertos que no están de acuerdo en que los niños tomen estos complejos multivitamínicos. Descubre cuándo sí están recomendados.

Sabemos que los más pequeños deben comer de todo, de manera equilibrada y adecuada en función de la edad que tengan. Para ello, es fundamental que los papás les den diariamente comidas ricas desde un punto de vista nutricional, que combine alimentos saludables y frescos de forma equilibrada.

multivitaminicos-infantiles

De esta forma se evitan determinadas deficiencias nutricionales, especialmente porque los más pequeños se encuentran en una etapa de desarrollo y crecimiento durante la cual su organismo necesita de nutrientes esenciales para su correcto funcionamiento (vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables).

Con una dieta equilibrada basada en el consumo diario de alimentos frescos, naturales y sanos, los pequeños reciben todos aquellos nutrientes que su pequeño cuerpo necesita cada día.

Sin embargo, es cierto que muchos expertos dudan ante la necesidad de que los niños tomen complejos multivitamínicos para aportar todos estos nutrientes que el pequeño necesita cada día.

La realidad es que, a no ser que exista algún trastorno de salud o condición en la que se recomiende su consumo, lo cierto es que con la alimentación diaria que come el niño/a ya le estamos aportando las vitaminas, minerales y otros nutrientes que necesita diariamente.

¿Cuándo el niño/a debe tomar multivitamínicos?

Debemos tener en cuenta que el consumo por parte del pequeño de estos complejos multivitamínicos debe siempre haber sido prescrita por el pediatra.

Los trastornos o circunstancias más comunes que llevan a la necesidad del consumo de estos multivitamínicos son las siguientes:

  • Retraso en el desarrollo.
  • Trastorno de la alimentación.
  • El pequeño no come de forma equilibrada y regular.
  • Tiene determinadas alergias a los alimentos.
  • Padece determinadas enfermedades crónicas.
  • Sigue una dieta restrictiva (como por ejemplo una dieta vegetariana estricta).
  • No obtiene suficiente vitamina D o calcio.

Imagen | healthy lunch ideas

Hacer un comentario