La agorafobia es un miedo caracterizado de irracional e inverosímil que se manifiesta sobretodo en lugares públicos. La palabra agorafobia proviene de la palabar griega “ágora” que significa plaza y “phobos” que equivale a miedo.

sb10068650c-001

Los niños y adolescentes que manifiesten sintomas de pánico, ataques de miedo repentinos y se sienten desprotegidos cuando salen solos, puede derivar en agorafobia, un miedo contenido que explota a través de esos sintomas.

Si tu hijo expresa los síntomas descritos anteriormente, evitará situaciones que le provoquen esos ataques de pánico, como salir de casa, comer con mucha gente, ir a sitios desconocidos, asistir a lugares públicos, ir al cine, viajar, etc.

Es curioso señalar que el índice de agorafóbicos prevalece más en mujeres que en hombres, que se produce más frecuentemente en la adolescencia pero también puede provenir de familia, por lo que no es extraño que niños pequeños exteriorizen esta fobia.

Síntomas de la agorafobia

A continuación expondremos los síntomas más frecuentes que expresa una persona agorafóbica:

  • Ahogo o falta de aire.
  • Pérdida de la sensibilidad.
  • Hiperventilación.
  • Mareos, vértigo.
  • Sensación de calor, sudor o escalofríos.
  • Fatiga o cansancio.
  • Irregularidad en la tensión.

Los niños agorafóbicos, se desarrollaran muy lentamente, sentirán inseguridad en muchas ocasiones de su vida, miedo, dependencia de los padres y otro síntomas que por supuesto no son nada beneficiosos en su desarrollo.

Para ayudar a nuestro hijo a salir de la agorafobia, es imprescindible diagnosticarla a tiempo, si observamos durante un tiempo que el niño manifiesta ciertas dolencias que dentro de nuestro día a día no son normales, debemos acudir al médico, la ayuda profesional de un psicólogo, experto en temas de agorafobia, será la mejor medicina para ayudar al niño.

El psicólogo ayudará al niño a expresar lo que siente en esos momento de su vida cuando siente pánico, le recomendará técnicas de relajación en la que los padres deberán tomar parte importante y poco a poco aliviará los sintomas, haciendole sentir mejor y más seguro con el mundo que le rodea.

Los resultados del progeso en la enfermedad sera lenta pero evidente, los padres deben tener paciencia y mantenerse cerca del niño para que se sienta lo más agusto y protegido posible.

3 comentarios a este artículo

Hacer un comentario