Consejos cuando tienes animales y niños en casa

Consejos para padres cuando tienen niños y animales domésticos, como gatos o perros. Descubre trucos y estrategias a seguir para que la convivencia sea segura y agradable.

Se sabe que los animales domésticos son muy buenos amigos del hombre, sobre todo los perros y los gatos que suelen estar en casa y nos acompañan durante la jornada.

Niños y animales domésticos

Sin embargo cuando un bebé llega a casa es necesario tomar una serie de medidas o precauciones para que tanto el niño como el animal que tengamos -perro o gato- se adapten mutuamente.

Al igual que si nuestro hijo ya tiene una cierta edad e introducimos un animal, también es necesario hacer la introducción del animal adecuadamente a nuestra vida y que el niño sepa cómo debe comportarse con el animal y ayudarnos a criarlo de la mejor manera posible.

Los animales pueden ser muy buenos apoyos para los niños, llegan a ser incluso protectores de la familia cuando hay un niño pequeño involucrado y toman una posición importante.

Hay que tener presente que algunos abusan de ese poder y pueden incluso tener comportamiento agresivos con personas ajenas a la casa y tener que tomar medidas en contra de el.

Relación niños y animales domésticos

Si has tenido un bebé hace poco tiempo, deberás coger pertenencias del niño como los pañales, mantas o algún juguete del pequeño y dárselo a oler al perro o gato, para que ellos reconozcan poco a poco a ese nuevo miembro de la familia.

La cuestión es que se familiarice con todo lo que tenga que ver con el bebé y así poder conseguir que los celos no se produzcan y que haya un buen comportamiento por parte del animal.

A medida que pase el tiempo tanto el animal como el bebé serán parte de una misma familia y ambos se reconocerán, aunque nunca es conveniente dejar a los bebés solos con los animales siempre tendrás que estar pendiente de los dos.

Si ya tu hijo tiene una edad considerable y sabe lo que significa tener un animal en casa podrás ayudarle a adoptar las actitudes pertinentes para adiestrar al perro, ellos podrán ser partícipes de su desarrollo y crianza y así aprenderán las obligaciones y deberes de tener un animal en casa.

En ningún caso es perjudicial tener un animal en casa si tenemos un bebe o un niño, por el contrario puede ser muy bueno y beneficioso para el desarrollo de ambos y así crecerán en un ambiente diferente compartiendo su vida con un animal doméstico.

Imagen | Ernst Vikne

Hacer un comentario