El orzuelo es una infección totalmente común en los niños, ya que es causado por una bacteria llamada estafilococos originada principalmente en las glándulas sebáceas Meibomio y Zeis.

curar-boqueras-orzuelos-evitar-ronquidos1-llave-de-ojo4

Son unas infecciones muy comunes en los niños por el contacto con animales, objetos infectados o por las típicas bacterias.

Si el orzuelo afecta en la glándula Meibomio, el orzuelo se considera interno por el contrario si el orzuelo se presenta en la glándula Zeis éste orzuelo se manisfetará en el exterior del ojo.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Enrojecimiento, hinchazón y dolor del párpado.
  • Molestias, lagrimeo y sensibilidad a la luz.
  • Puede aparecer un bulto amarillento que puede ser pus o grasa en la hinchazón.

El tratamiento y los consejos a seguir si nuestro hijo amanece con un orzuelo es aplicar compresas calientes sobre la zona infectada y así favorecer la supuración.

Las compresas de agua y manzanilla son muy aconsejables pues la manzanilla contiene propiedades calmantes muy recomendada también para la conjuntivitis de la que hablaremos más adelante.

También recomendamos no restregar el ojo con las manos sucias, enseñar a nuestros hijos a lavarse las manos con agua y jabón si poseen una infección de este tipo es primordial pues ellos siempre están en contacto con otras bacterias y tendremos que evitar males mayores.

El orzuelo suele desaparecer después de unos días si después de los días estimados la hinchazón persiste, lo recomendable es acudir al médico que mandará cremas antibióticas para ayudar a su reducción.

Dificilmente los orzuelos pasan a mayores infecciones por lo que no debemos alarmarnos si nuestro hijo se despierta con este tipo de infección, debemos aprender que nuestros hijos pasan por ciertas enfermedades, infecciones y problemas a lo largo de su vida, llevarlo con calma y tranquilidad será una forma de que los niños también sepan actuar ante cualquier circunstancia.

Ligia García

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario