Como ya hemos comentado en otras ocasiones, debemos tener mucho cuidado con nuestros hijos y debemos convertir el hogar en un verdadero fortín para que no haya ningún accidente. Hoy os dejamos otros cuantos consejos para evitar accidentes caseros:

  • Intentar dar ejemplo al niño, evitando subir a superficies inestables.
  • No debe permitirse a los niños jugar en las escaleras y menos transportar objetos.
  • Los objetos punzantes, cortantes y afilados nunca deben estar a su alcance.
  • Abrir y cerrar puertas con cuidado. No dar portazos. En puertas de riesgo, instalar doble tope asegurador.
  • Evitar que el niño transporte y/o manipule objetos punzantes, metálicos o de vidrio.
  • Utilizar cristales de seguridad en puertas y ventanas de alto riesgo.
  • No adquirir juguetes que no llevan certificado de garantía europeo (CE), así como retirar los rotos o dañados que pudieran ser peligrosos.
  • No permitir el contacto del niño con el fuego, cerillas, chimeneas con rescoldo, cigarrillos sin apagar, etc.
  • Proteger correctamente chimeneas, radiadores y estufas.
  • Vigilar atentamente y evitar el contacto con planchas, hornos, termos, hornillos, placas de cocina, cafeteras, y aquellas otras fuentes de posible calor.
  • Evitar exposiciones excesivas al Sol y utilizar siempre protectores solares ya que la piel de los niños es extremadamente delicada.
  • Evitar poner al alcance de los niños cacharros con líquidos calientes. Las asas de las cacerolas o sartenes no deben sobresalir de la parte frontal de la cocina. Las cocinas deben tener soportes antivuelco, así como cerradura de seguridad los hornos.
  • El mantel no debe colgar de la mesa, así como los cables de objetos calientes.
  • Evitar que el niño esté solo en el baño y siempre con temperatura del agua caliente menor a 50ºC.
  • Todos los enchufes eléctricos deben ser de seguridad, y los cables deben estar siempre intactos.

Más información | Qué cuidados tener cuando empiezan a gatear los bebes

Hacer un comentario