pesadillas-infantiles Escuchamos a nuestro pequeño gritar en la noche, o bien tener miedo a la hora de dormir, precisamente por algo que ha soñado en las noches anteriores… Son las denominadas como pesadillas infantiles.

Aunque generalmente no afectan a la calidad de vida del pequeño, en caso de que se repitan diariamente lo más recomendable siempre es contar con la valoración de un especialista, para descartar que se deba a algún trastorno orgánico.

Pero, ¿existe alguna forma de evitar las pesadillas infantiles? Te explicamos algunos trucos básicos.

Cómo evitar las pesadillas infantiles

En primer lugar, lo más recomendable para que el pequeño no tenga una pesadilla infantil, pasa porque debemos evitar siempre que el niño vea películas de terror o aquellas repletas de escenas violentas, o incluso pueda leer algún libro de temática similar.

En caso de que ya se haya presentado la pesadilla en sí varios días, trata de preguntarle qué tal le va en el colegio, y si tiene algún problema en la escuela no sólo con los profesores, sino con sus compañeros de clase, o incluso con algún familiar cercano.

Debes tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, estas pesadillas tienden a desaparecer cuando se elimina el factor desencadenante (en muchos casos, por ejemplo, las películas o libros de terror).

No obstante, tal y como te comentamos en las líneas anteriores, en caso de que esa pesadilla aparezca sí o sí cada noche, lo mejor es acudir a un psicólogo infantil, el cual valorará al pequeño individual y personalmente.

1 comentario a este artículo

Hacer un comentario