¿Cuál es el significado de los gestos del bebé y de sus expresiones? Conocerlos y hacernos una idea puede ser muy útil para muchos papás y mamás. Descubre más sobre ellas.

El lenguaje corporal del bebé es un auténtico misterio. Y es que, ¿cuántas veces no nos hemos preguntado qué nos quiere decir ese pequeñín que tenemos en frente de nosotros?.

Como manifiestan muchos expertos, debemos tener en cuenta que aunque el bebé no sepa hablar éste comienza a expresarse a través de muy diferentes formas desde muy temprano. Por ello, para muchas mamás y papás, saber qué nos quiere decir el bebé con sus expresiones y gestos es muy importante, dado que les brinda la posibilidad de tener información para saber si se encuentra bien o no.

Gestos y expresiones del bebé

Una opción útil es atender a los gestos del bebé, así como a sus propias expresiones. En la actualidad son muchísimos los estudiosos que investigan acerca del apasionante mundo del lenguaje corporal del bebé, y aunque se han podido establecer algunas pautas interesantes, debemos siempre tener algo muy claro: cada niño es distinto, con distinta personalidad. No obstante, sí podemos saber cómo se encuentra o qué nos quiere decir a partir de los gestos más habituales.

¿Qué me quiere decir mi bebé?

Cuando al bebé le duele algo

Ante estas situaciones suele ser habitual que el bebé llore durante largos períodos. Si el bebé ya camina, es común que se aparte cuando tocamos alguna parte de su cuerpo. También es habitual que se produzcan cambios en su comportamiento, relacionados con la cantidad de movimiento o con su forma de moverse, el sueño y la comida.

Cuando el bebé está alegre

Es normal que sonría e incluso se ría a carcajadas. Por ello es común que arrugue los extremos de sus ojos, a la vez que relaja las cejas.

Cuando el bebé está triste

En estos casos el bebé suele abrir la boca, le tiembla el labio inferior y a su vez tiende a dejar caer las comisuras de los labios.

Cuando el bebé siente miedo

El bebé, cuando está temeroso o tiene miedo, suele enarcar las cejas y fruncir los labios o el ceño, para luego abrir mucho los ojos.

Cuando el bebé está sobresaltado

Puede llorar, sobre todo cuando está muy sobresaltado. Si no lo está tanto, sólo tiende a fruncir la frente, enarcando las cejas y dejando caer las mandíbulas. También se puede observar cómo cierra las manos.

Cuando el bebé está enfadado

En esos momentos en los que el bebé está enfadado suele mirar fijamente, a la vez que presiona los labios y baja las cejas.

Imagen | Luke Addison

Hacer un comentario