quitar-panal-bebe Aunque sea algo relativamente común, muchos padres tienden a cometer un error generalmente básico: tienden a quitarle el pañal a sus hijos cuando observan que otros pequeños de la misma edad son capaces de controlar sus necesidades. A pesar que su hijo, de momento, no lo haya conseguido.

Lejos de dejarse influir no sólo por esta cuestión, sino también porque otros padres  insisten en que lo mejor es quitarlo, se debería saber que quitarle el pañal al niño depende de su propia voluntad.

Por este motivo, el pequeño lo hará cuando se sienta capaz de hacerlo y motivado.

¿Cuando quitarle definitivamente el pañal al pequeño?

Lo cierto, tal y como vimos en un anterior artículo en el que recogíamos qué era la enuresis infantil y por qué se producía, es que el control de los esfínteres se produce poco a poco a media que el niño va cumpliendo años, pero eso no significa que, aunque sea capaz de controlarlos, sea más maduro y necesite sentirse aún más presionado.

Para el pequeño, el paso del pañal al orinal es un momento importante, que debe ser entendido por parte de los padres como un paso o proceso hacia una propia individualidad en sí, en la que el pequeño ya no necesitará a sus padres para hacer caquita u orinar.

Lo mejor es tratar de acostumbrar al pequeño a orinar y a hacer caquita en el baño. Una vez lo vayamos consiguiendo, éste será el momento ideal para quitarle el pañal definitivamente.

Cómo quitarle el pañal al niño definitivamente

Los padres deben empezar hablando tranquilamente del tema. Lo mejor siempre es estar pendientes de cuándo el pequeño empieza a nombrar la acción que está haciendo en su propio pañal.

Entonces podemos ir con él a comprar un orinal en el que él sea quien lo elija, y colocarlo en un lugar fácilmente accesible para el pequeño. De esta forma conseguiremos que juegue con “ir al baño”.

Finalmente, podremos optar poco a poco por intentar que, cuando te diga que tiene ganas de hacer caquita, llevarlo directamente al orinal.

Imagen | monigirl

Hacer un comentario