postconsejo

Uno de los trastornos que sufren desde un primer momento los niños son los temidos cólicos del lactante.

Como ya hemos explicado en un post anterior, los cólicos del lactante se manifiestan en los bebés durante los tres primeros meses de vida, tras un llanto inexplicable del bebé debido a molestias digestivas.

Prevenir los cólicos

Para evitar los cólicos del lactante podemos ayudarnos de un truco que muchas madres utilizan y resulta muy efectivo.

Si aún das el pecho a tu bebé o has comenzado a dárselo, hierve una cucharada de anís estrellado, otra de comino y unas pocas flores de manzanilla.

Añádele azúcar a tu gusto y tómala dos veces al día, puedes tomártela fría o caliente, y consérvala tapada en la nevera durante varios días.

No solo aliviarás los cólicos del lactante si no que ayudará a calmar las molestias e hinchazones después del parto.

Hacer un comentario